BLOG DE ANTONIA MARÍA CARRASCAL

BLOG DE ANTONIA MARÍA CARRASCAL
BLOG DE ANTONIA MARÍA CARRASCAL

13 de abril de 2018

Imagen tomada de la red


PAISAJE

Están ahí.

Los árboles componiendo bosques,
los bosques fecundando montañas,
puestos en pie sus falos verdeantes;
los lechos de los ríos 
sorbiéndose el llanto
porque una mano ausente 
no vistió de azul su herida.


Están los pájaros
—tijeras de distancia—
acuchillando el aire:

8 de marzo de 2018

A LAS ARTISTAS POR SIGLOS SILENCIADAS

Hoy, día de reivindicaciones femeninas, yo hablo de lo que sé, o de lo que no sé, sobre la ciencia y el arte de tantas mujeres silenciadas a lo largo de los tiempos. Un sencillo homenaje para las que hoy también siguen luchando por igualarse con los patriarcas y también mi reconocimiento a tantos hombres a los que sé al lado de la mujer en el empeño por la igualdad.

  • “Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior.
  • FRIDA KAHLO


A LAS ARTISTAS POR SIGLOS SILENCIADAS 

La  sensibilidad del lirio tienes,
mujer, la lozanía de la gota

de rocío que cae entre los pétalos
y se expande en secuencias diminutas
de sapiencia ancestral, vivificante.


Te inmolaste, del arte, en todos los altares

y en ese sacrificio, te hiciste diosa, reina;
mas, la historia encumbró
las manos masculinas

y selló tu palabra.

Tu palabra poema, los cuentos que escribiste

tú, madre universal,
para las cunas todas de la infancia.



Sepultadas tus investigaciones
porque eras mujer

y debías estar

detrás de cada hombre grande.



Tus pinceles, borrados. Tus estatuas sumidas en rincones de polvo.


Acaso hasta en los templos

diseñaste columnas, capiteles
que hicieran más amable la pétrea arquitectura,
y los dioses viriles tan solo destinaron

 tu nombre a figurar
entre santas y mártires.


¿Y la música? ¡Con qué primoroso
tesón en trémolos y arpegios

levantaste los velos del  silencio,
y al canto de las olas,
al trino de los pájaros,

al rugir del volcán o al rumor del agua
reprodujiste en líricos destellos.


Por eso hoy, 

desmenuzo en el viento

las sombras que te cubren

y, para redimir tantos siglos

culpables de ignorancia,

te despierto la voz
y rescato, en un grito,
todos tus nombres silenciados.


Antonia María Carrascal

19 de enero de 2018

EL LATIR DE LA PIEDRA

EL LATIR DE LA PIEDRA es una historia al revés. Un intento de comprender si el amante libertario sufre al ver los estragos que esa libertad provocan en la amada. De él os dejo este poema.


¿Qué harás sin mí tras de mi muerte? —le digo—.
Y ella en pie ante la ventana
quizá cuente el secreto a la estrellas.

Porque yo he de morir antes que tú
triturado en el hambre de estas alas.

Y ella arregla una arruga inexistente
y mi voz la electrocuta
y se acuna en sus brazos
                                           y se funde en el crepúsculo
gigante de horizonte,
                                         alquibla del paisaje más soñado,
periscopio de luz envuelto entre las sombras.

Y a mí,
          ¿qué pleamar me inunda el pecho,
qué nebulosa de acero me frena la palabra
que minúsculo alambre me apego a sus imanes?

Seco, duro y bronce,
                                  contengo su oleaje
molino de mi aceite.

¿Qué harás sin mí? —pregunto.
Y ella estrena el lenguaje del rocío
y en agua germinal me da la vida
que yo ahogo
en su aliento
de gacela.

18 de enero de 2018

EL HOMBRE QUE TE HABITA


Imagen tomada de  la red

HOY EL HOMBRE CAMINA CONMOVIDO



Hoy el hombre camina conmovido
por las sendas que ya no reconoce.
Alarga la mirada
y contempla la vida en decadencia
al pie del infortunio.

Se afana en devolver
al agua su estructura,
disolver el veneno  
que al aire contamina,
ingerir alimentos
con sabores auténticos.

Y es que el hombre pretende
reconquistar
la tierra prometida,
sus frutos portentosos,
el mantel de mullidas esmeraldas
que la tierra extendió
porque fuera indoloro el paso peregrino.

Pero el hombre no sabe,
no inquiere,
no descubre
que sus alas cayeron
truncadas por los hombres
que  izaron el cartel
de
se regalan,
(para seis mil millones de inocentes), *
confortables porciones del viejo paraíso”.         

* Hoy somos ya siete mil millones y medio. N de la A











16 de enero de 2018

DE DOS EN DOS

Pablo García Baena
Antonio Garrido Moraga
Hace apenas dos  años, comentaba con dolor la marcha de dos grandes de la literatura: Eduardo Galeano y Gunter Grass. Ambos eligieron el mismo día para dar el salto, trasponer el velo que separa esta y la otra vida. 
Hoy, con un solo día de diferencia, hemos de despedir a otros dos grandes, esta vez andaluces pero universales en su decir, como son Pablo García Baena, creador del mítico grupo Cántico, y  Antonio Garrido Moraga. 

A Pablo, por su humildad y timidez se le ha llamado el poeta silente. Antonio vivió consternado los últimos días de su vida por no poder escribir, leer o hablar; sus tres grandes pasiones.

Seguramente por eso, se han esperado para andar juntos el sendero de la luz y, al llegar al otro lado, prestarse ayuda mutua para anunciarse en el cielo. 
Aquí nos dejan su voz escrita, para que su palabra poética llene los silencios de los hombres que meditan.

12 de enero de 2018

ÁNGEL GONZÁLEZ

Hoy hace diez años que nos dejó el poeta Ángel González, Académico de la Lengua y premio Príncipe de Asturias. De lenguaje claro y accesible, sus poemas nunca perdieron el fondo de preocupación humana. Perteneció a la generación llamada "del medio siglo". Os dejo su poema La vida en juego.


La vida en juego 

Donde pongo la vida pongo el fuego
 de mi pasión volcada y sin salida. 
Donde tengo el amor, toco la herida.
 Donde pongo la fe, me pongo en juego. 

Pongo en juego mi vida, y pierdo, y luego
 vuelvo a empezar, sin vida, otra partida.
 Perdida la de ayer, la de hoy perdida, 
no me doy por vencido, y sigo, y juego

 lo que me queda: un resto de esperanza. 
Al siempre va. Mantengo mi postura. 
Si sale nunca, la esperanza es muerte. 
Si sale amor, la primavera avanza. 

Ángel González

9 de enero de 2018

PUBLICACIÓN EN LA REVISTA LITERARIA ARIADNA


Ariadna abandonada por Teseo
Obra de Angelica Kauffmann


La revista literaria Ariadna, que acaba de cumplir su XX aniversario de publicación, me invitó a participar en tan importante acontecimiento con uno de mis poemas. Acabo de recibirla y os dejo el enlace por si os apetece leer y/o comentar.

http://www.ariadna-rc.com/numero78-20aniversario/aniv06.htm

12 de diciembre de 2017

PRESENTACIÓN



Bonita tarde la de ayer en la que tuve ocasión de presentar el libro de María José Collado Pájaros de cristal en el jardín de invierno. Aquí os dejo el texto.


PÁJAROS DE CRISTAL EN EL JARDÍN DE INVIERNO

María José Collado

La Carbonería, Sevilla 11 de Noviembre 2017

Por Antonia María Carrascal



Decía Juan Ramón que “la poesía es el encuentro después del hallazgo”. Es decir, que un día, que para algunos puede ser hoy, hallamos a una escritora de tan alta calidad poética como humana a quien muchos hemos admirado a lo largo de sus libros anteriores: La luna en el laberinto (1987). Arde la vida bajo el cobre lunar (1992). Tapiz de agua (2011). Bruñidas sombras (2012). Aún la lumbre (2014) y Centinelas del frío (2015), y de la que hoy hallamos su libro más reciente: Pájaros de cristal en el jardín de invierno, un título que ya adelanta la sensibilidad que el libro contiene y que María José Collado derrama en él como derrama el agua limpia su transparencia.
No es casualidad que en el primer poema de este libro aparezca el nombre de TURNER, el acuarelista inglés conocido como el pintor de la luz y sus reflejos, porque esos reflejos a veces nítidos, a veces tormentosos y siempre exultantes, son los que iluminan este libro. Estos pájaros de cristal en el jardín de invierno, viven entre los reflejos de los estanques o en la umbría de las ramas a cuyo abrigo la memoria tira vuelo hacia atrás para encontrarse con pasadas emociones o con vivencias presentes. Estos pájaros, a veces presos de la ciudad y su tiempo, revisan su entorno urbanita y se duelen con dolor de adaptación como el agua contenida. Por eso detienen el vuelo en la naturaleza amable, melancólica, de los jardines invernales que acaso llaman desde la infancia, desde los tiempos felices allá en la proximidades del Rhur, en Alemania, donde la autora viera transcurrir sus años primeros.
En ese jardín se siembran emociones, recuerdos, amores, nostalgias… pajarillos que alzan el vuelo y sorprenden la quietud con picoteo sosegado. Porque María José Collado es maestra en esto: el sosiego transformado en palabra, un aletear delicado aun cuando aluda la barbarie cotidiana de los plásticos que todo lo ocupan, los amores perdidos o lejanos, el dolor, la muerte, el exilio o el vuelo imposible de quienes dejan la vida en la persecución de un sueño.
Decía que María José Collado es la poeta de la sensibilidad, pero también lo es de la concisión. “No se puede decir más con menos palabras” —le dije la primera vez que escuché sus poemas—, y no es que la poeta escatime la abundancia generosa que de ellas nos brinda nuestro idioma, sino la habilidad con que resume un concepto con mucho menor esfuerzo que el que necesitaríamos para explicarlo. Y así condensa todo el aval de experiencias amorosas que todos acumulamos a lo largo de una vida:
Un papiro es la piel / con la letra menuda / de todos los amantes.
O cuando en la estación de otoño casi cierra el año ella dice:
Por el oro maduro / de las hojas dormidas / un desfile de meses.

24 de octubre de 2017

DÍA DE LAS BIBLIOTECAS

Mi pequeño homenaje a esos lugares donde todos los seres son iguales y tienen el mismo camino por delante.

GALAXIA SIN CONFÍN


Juntos, disparejos en altura,
de distinto decir, iguales en sabiduría,
recorro su presencia con la vista
y me sumo al viaje.


Otros mundos, culturas,
filosofías varias. Sus historias 
envuelven como múltiples placentas
vivificantes, lúdicas.


De su mano conducen,
aíslan. Como úteros calientes
protegen y alimentan.


Cómplices de secretos pensamientos,
extintores del mal,
remediadores balsámicos.
Todos uno.
 Irrenunciables amigos
ellos y yo.


Galaxia sin confín 
la biblioteca.      

17 de octubre de 2017

ESPEJO




Bueno, bueno... ahora que he aprendido (yo solita) a descargar vídeos en mi blog, os comparto el segundo y último poema de Tomas Sánchez Rubio al que he puesto voz. No temáis, ya no os castigo más, jaja. Espero que os acompañe en esta tarde del sur con casi lluvia.